Una vitrina hacia la calle y una fachada semiciega como cara posterior, es el resultado a la inversa de lo acostumbrado, en pro de un resultado confortable. Los dormitorios hacia el norte y el sector público hacia el oriente, consiguen dar las espaldas a la humedad y el excesivo calor que invade a los proyectos en el sector de Chicureo, donde las extremas, son más extremas.

Dos cajas negras revestidas en Quadrolines 30x15 de Hunter Douglas colaboran con este objetivo. Su ondulado a tope y dilatado del muro, generan una cámara de aire equivalente al 50% de la superficie donde fue instalada, entregando por consecuencia, el corte al puente térmico.

Respecto a la materialidad complementaria, el criterio fue gastar el doble para ahorrar el triple. Desde afuera hacia adentro, luego del Quadrolines, se implementó el muro con EIFS de espesor 20mm, en el alma del tabique una aplicación de espuma de poliuretano de 40mm, y finalmente, por la cara interna, placas de poligyp terminan por transformar la casa en un cooler. Parte importante en el look del proyecto, son sus ventanas Tecma de madera, siendo este, no solo el material con mayor aislación entre los perfiles empleados para los marcos, sino además, permiten dimensiones en pro de la transparencia que busca la propuesta de arquitectura.

Su tinte color ceniza fue aplicado por inmersión consiguiendo la completa cobertura de la madera, evitando así futuras mantenciones.

Se propone que la volumetría acuse distribución y funcionamiento. Living, comedor, cocina y terraza, con 3 metros de altura de piso a cielo, se resuelven en un solo espacio buscando la integración familiar. Un resultado lejos de la predefinición acondicionado para que pase de todo.

De manera complementaria, y en términos domésticos, se propone forzar la circulación por el living para ir a la cocina, así también, por la sala de estar para ir a los dormitorios, de modo que se fomente el roce y encuentro.

Finalmente, la imponencia del volumen negro, se compensa con una mínima dilatación de la obra respecto al suelo, consiguiendo la liviandad del volumen.

Así también, el cedro como revestimiento en ciertos paños, gracias a la nobleza estética de la madera, promedia una imagen contemporánea sin perder la calidez de un hogar.

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                          Arquitecto José Pedro Vicente

Casa Vicente

Una vitrina hacia la calle y una fachada semiciega como cara posterior, es el resultado a la inversa de lo acostumbrado, en pro de un resultado confortable. Los dormitorios hacia el norte y el sector público hacia el oriente, consiguen dar las espaldas a la humedad y el excesivo calor que invade a los proyectos en el sector de Chicureo, donde las extremas, son más extremas.

Otros Enews Destacados

Otros Enews Destacados

Hunter Douglas Chile S.A.

Contáctanos

¡Tu mensaje ha sido enviado exitosamente!
Cargando por favor espere...

Hunter Douglas Chile S.A.

Contáctanos

¡Tu mensaje ha sido enviado exitosamente!
Cargando por favor espere...